Martin de Zamora 5642, Las Condes, Santiago
Telefono + 56 2 202 2222

Testimonio de Octavio Urzua
 

Estimado Dr. Roos
Ayer se nos fue, gracias por toda su preocupación en proveer tanta fortaleza anímica y biológica en estos 10 meses.
 
Un día antes de partir su Doctor nos dijo que no conocía un paciente que para el tipo de cáncer con metástasis no tuviera vómitos, no tuviera dolores, no tuviera irritación en la piel, no tuviera problemas respiratorios, no tuviera deficiencias de glóbulos rojos y blancos, no tuviera sangramiento, no necesitara altas dosis de morfina.
Gracias por su valentía en proveer un tratamiento que sí se preocupa del paciente y por su enfermedad en forma integral.
Reitero mi interés en ayudar según mis posibilidades en la promoción de esta batalla.

Octavio
Correo Gmail.
 
 
 

Testimonio familia Zúñiga
 
A pesar de ser un día muy doloroso para nosotros quisimos venir a agradecer a todo el personal que trabaja en esta hermosa clínica, que es de una calidez humana excepcional, aquí nos recibieron brindándonos la posibilidad de atender a nuestro ser querido con respeto, dignidad y sin humillación. Mil bendiciones para todo el grupo de trabajo que conforma esta clínica y que continúen desarrollando esta labor por mucho tiempo ya que mucha gente que padece de enfermedades que en otras parteas han desahuciado, aquí en esta clínica les brindan a los pacientes esperanza, fe y alegría para poder seguir luchando con estas enfermedades tan dolorosas. La familia García Zúñiga, se despide agradeciendo nuevamente a todo el personal porque si existieran muchas más personas con esta tremenda calidez humana, el mundo seria diferente.
 
P.D. “EL AMOR TODO LO PUEDE”
Jeanette Elena Zúñiga Moreno (Esposa)
Carlos Rodrigo García Zúñiga (Hijo)
Enrique Esteban García Zúñiga (Hijo)
Ana Karina García Zúñiga (Hija)
Damián Yahel Vega García (nieto)

 
 
 

Testimonio Ana María Vásquez
 
Junto a mi hija María Fernanda, he vuelto a esta clínica con la finalidad de agradecer infinitamente y en nombre de mi conyugue Anita María Vázquez Zamorano (Q.E.P.D.), por habernos regalado para ella un mes más de vida. Este mes que fue la pasión de la vida de Anita María, superó con creces los diagnósticos médicos tradicionales y también los que quienes fueron sus tratantes en los últimos días, el dolor causado por las múltiples metástasis de Colón, hígado, páncreas y otros órganos, al pasar los días y en el avance del tratamiento recibido se fue mitigando cada día más, hasta desaparecer, no siendo necesario el uso de morfina, lo que ha sido de gran regalo para toda la familia, a la hora de su muerte, Anita María, se encontró siempre lucida y sin presentar dolor.
 
La familia Oliva Vázquez conformada por María Fernanda, Raúl y yo, les estamos muy agradecidos a todos quienes conforman este maravilloso equipo clínico, prueba de ello es la atención personalizada, empatía, generosidad y fraternidad con que nos han brindado su ayuda.
 

Dios los acompañe a todos para que continúen con esta magnánima cruzada de atender esta grave y desastrosa enfermedad.
 
Las condes, 30 de julio del 2009
Slester sh. Oliva Parra, Coronel de Carabineros
Rut: 9.186.152-6

 
 
 

Testimonio señora Andrea Alarcón
 
Mi nombre es Andrea Alarcón, soy paciente desde el 15 de mayo de esta clínica en donde llegue con mucha esperanza a realizarme un tratamiento que fuera distinto al que me ofrecían en la medicina convencional ya que después de haberme operado de un tumor frontal derecho hice radioterapia no sabiendo los resultados ni menos las consecuencias, lo que tenía claro fue que cuando volví a control, tenía nuevamente un tumor, esta vez mas agresivo por lo cual me desahuciaron sin esperanza de tratamiento. Pero encontré esta clínica con un tratamiento alternativo además con una calidez humana y con un grato ambiente en donde siempre fui bien recibida cosa que agradezco profundamente ya que mi intención era seguir viviendo. Luego cada día sentía que me daban más ganas de vivir mi fe creció junto con la esperanza de tener un buen resultado y solo que me dijeran que si podía seguir viviendo y eso me daría por satisfecha.
 
Luego de visitar al médico con el resultado de mis exámenes me voy más feliz que nunca ya que no se encontró señales de cáncer en mi cerebro. Seguiré cuidándome siempre y sabiendo que cuando se tiene fe y vida siempre hay motivos para seguir luchando. En este grato ambiente que me cobijo durante 2 meses encontré fuerza, energía y más ganas de vivir. Muchas gracias le agradezco con amor todas sus atenciones y cada palabra de aliento que me brindaron. Aquí volví a vivir y no se cómo explicar lo que siento… solo darles las gracias y darle todo mi apoyo y fuerza a todas esas personas que llegan con la esperanza de mejoría aunque fuera poca. Pero es un gran paso para nuestro cuerpo el darle la fuerza y oportunidad de defenderse.
 
Mucha fuerza para todos y gracias
 
Andrea Alarcón Álvarez
R.U.T. 13.734.227-8